24 septiembre 2009

Orinar en la ducha ahorrar más de 4.000 litros de agua por persona al año

Muchos recordamos a Mercedes Milà cuando dijo aquello de que meaba en la ducha y la polémica se suscitó, bueno no creo que genere ningún tipo de polémica si digo que yo también lo hago y que somos muchos y muchas.

Pero me ha llamado la atención una noticia que leí ayer por la noche de una OGN brasileña (SOS MATA ATLANTICA) que ha puesto en marcha una campaña con el lema de fondo "Haz pis en la bañera"

La propuesta en muy sencilla; SOS Masa Atlántica persigue ahorrar los 12 litros de agua potable que se pierden cada vez que descarga una cisterna. La ONG calcula que una persona sana utiliza el excusado unas cuatro veces al día, lo que supone 48 litros diarios y unos 4.830 al cabo del año, que no se habrían gastado de haber utilizado para orinar el plato de la ducha.

La entidad ha puesto en marcha una
página web en la que da cuenta de las "ventajas" de miccionar en la ducha y recuerda a los usuarios que no se trata de algo tan "asqueroso" porque la orina está compuesta en un 95% de agua y en un 5% de sales minerales, urea y sustancias diluídas. Además, los datos se respaldan con los resultados de una encuesta publicada en la web, según la cual un 73 % de los entrevistados reconoció que solía orinar en la ducha

Según la directora de comunicación de SOS Mata Atlántica, Ligia Scachetti "Lo que quisimos mostrar con este aviso es cómo las pequeñas cosas que hacemos a diario afectan a los recursos naturales, no tanto empujar a la gente a hacer pis cuando se baña si no le gusta, sino abrir el debate y traer el tema medioambiental a las discusiones cotidianas, en el seno de la familia o con los amigos" (fuente ABC.es)

No obstante, aunque los expertos consultados por la ONG coincidieron en que orinar en la bañera es "inofensivo",
todos recomendaron, por razones obvias, hacerlo al comienzo de la ducha, antes de lavarse (COSA MUY RECOMENDABLE)


salud
mateos

2 comentarios:

Cayetano dijo...

Evidentemente es preferible hacerlo antes que después de enjabonarse. Es más higiénico. De todas formas, ¿hay alguien que no orine mientras se ducha? De ser así sería una ínfima minoría, por lo que el ahorro no sería demasiado grande. El ahorro también depende de lo guarro que seamos. Hay gente que se ducha poco. Por lo tanto, ser guarro también resulta ahorrativo :)
Un abrazo.

Juan Antonio dijo...

"Mi aguita amarilla"