28 julio 2008

I congreso de la FSE

Tarrés prioriza las inversiones públicas para atajar la crisis (ULTIMA HORA IBIZA)

El secretario general del PSOE quiere mayor presencia de Eivissa en Balears. Julián Aguilar, número 2 en la ejecutiva y Laura Carrascosa, portavoz

C. ROIG
La Federación Socialista de Eivissa (FSE-PSOE) aprobó ayer su nueva ejecutiva con un 70% de los votos a favor y un 30% en blanco, lo que supone un respaldo ligeramente superior al que logró Xico Tarrés en su elección como secretario general. Este leve aumento fue calificado por Tarrés como muy positivo. «Hemos dado un pequeño paso hacia adelante», recalcó el flamante secretario general, que indicó que poco a poco hay que ir incrementando la unión del partido, algo que se solventará con «trabajo» y «discutiendo» sobre política y no sobre otros temas.
Finalmente no hubo sorpresas en la ejecutiva. La presidencia recayó en la viuda de Joan Tur Ramis, Catalina Ferrer,. y Laura Carrascosa será la portavoz. Agustinet, que en principio iba a ser vicesecretario, se queda con la secretaría de territorio y medio ambiente. Carlos Rubio será el nuevo responsable de la federación en temas de participación, ciudadanía y libertades.


Pese a que María Ángeles Leciñena, que representa al sector de Antonio Roldán y Pedro Campillo, había ofrecido a Tarrés un pacto hasta el último momento, éste explicó que no había sido posible. «Hoy por la mañana se ha comentado, se ha hecho el esfuerzo, pero se ha considerado que se estaba en la misma situación que ayer y yo seguiré esforzándome para que todos estén representados», agregó el presidente del Consell.


Leciñena

La única condición que ponía Leciñena para apoyar a Tarrés es que Carlos Rubio no estuviera en la ejecutiva. Rubio declaró recientemente en los Juzgados en el caso Eivissa Centre y afirmó haber oído hablar sobre comisiones. Además, fue expedientado por increpar a Francesc Antich durante la crisis del PSOE. «Creemos que había otras personas mejores para estar en la ejecutiva y no esta persona, a la que incluso se le abrió un expediente», lamentó Leciñena, que no hubiera puesto objeción si en vez de Rubio hubiera estado alguien de su sector. «Creemos que hay compañeros en el partido con trayectorias suficientemente importantos a nivel de experiencia, lealtad y saber estar en el partido para conformar una ejecutiva», añadió la consellera balear de Interior, que aseguró que hasta el último momento han ofertado su apoyo. «No hemos sido los compañeros de viaje elegidos, pero les deseo suerte», dijo Leciñena, que cree que su sector ha tenido que pagar «un precio» por mantener su «coherencia». De hecho, todavía «no entienden» como Tarrés ha preferido la corriente de Rubio antes que la suya.


En el primer preacuerdo que se alcanzó, en el que se contemplaba la presencia de Leciñena en la ejecutiva como presidenta, no estaba previsto que Carlos Rubio figurara. «Al principio él dijo que no iba a ser ningún problema y que no iba a estar en la ejecutiva y todo el pacto se sustenta en esto, pero luego parece que ha habido cambios de posición», explicó la consellera, que indicó que el fin de semana pasado Antich les pidió que Tarrés fuera el candidato y ellos aceptaron. «Al final la que no he querido ser un problema para el partido he sido yo», añadió la consellera, que optó por retirar la candidatura para que otros sectores que les apoyaban (por ejemplo Santa Eulària) pudieran estar en la ejecutiva y liberarles así de de los votos que les iban a dar. «No hemos querido ser un obstáculo para el partido y hemos seguido dando opciones hasta el final; cada uno es libre de asociarse con quien cree conveniente», añadió.


Durante la jornada de ayer también se eligieron los integrantes de la Comisión revisora de cuentas con un 75% de apoyos y de los representantes del Consell polític, con un 72%. Acudieron menos delegados que el día anterior. Si el sábado votaron 80, ayer había diez menos.


Xico Tarrés: Secretario general de la FSE.
Julián Aguilar: Secretario de Organización.
Catalina Ferrer Tur: Presidencia.
Laura Carrascosa: Secretaría de relaciones institucionales, municipalismo y portavocía.
Josep Marí Ribas, Agustinet: Secretaría de territorio, medio ambiente, movilidad y vivienda.
Patricia Abascal: Secretaría de bienestar social e igualdad.
Erminia Darqui: Secretaría de educación y cultura.
Carlos Rubio: Secretaría de participación, ciudadanía y libertades.
Juan Navarro Marí: Secretaría de sanidad y consumo.
Juan Mayans Riera: Secretaría de turismo, economía y empleo.
Paquita Ribas: Secretaría de formación y finanzas.
Comisión revisora de cuentas: Está formada por Bernardo Escalona, Juan Marí Serra, Pepa Marí y Patricia López.
Representantes de la FSE en el Consell Polític del PSIB: Dolores Pozo, José Luis Pardo, Mª Carmen Quintero, Vicent Tur y Manuel Rubio.

-------------------------------------------------------------------------

Tarrés no cede ante Leciñena y mantiene a Carlos Rubio en la nueva ejecutiva de los socialistas de Eivissa (DIARIO DE IBIZA)

La cúpula socialista, que no tendrá vicepresidencia en esta etapa, recibe el apoyo del 70 por ciento de los delegados, siete puntos por encima del apoyo que recibió Tarrés en su elección como secretario general


EIVISSA ALBERTO FERRER

Las discrepancias se mantuvieron hasta el final en el primer congreso de la Federación Socialista de Eivissa, con una nueva comisión ejecutiva que deja fuera al sector encabezado por la consellera autonómica María Ángeles Leciñena, el líder de la agrupación de Vila, Antoni Roldán, y el ex teniente de alcalde, Pedro Campillo.

La nueva cúpula del PSOE ibicenco tiene nombres ya conocidos, como el de Julián Aguilar, que ocupará la secretaría de Organización, y Josep Marí Ribas, que no tendrá la vicesecretaría que se había anunciado, sino que será el responsable de Territorio, Movilidad, Medio Ambiente y Vivienda.

Leciñena asegura que mantuvo «hasta el último minuto» su oferta de apoyo al nuevo secretario general, Xico Tarrés, a cambio de que sacrificase a Carlos Rubio -que ocupará la secretaría de Participación Ciudadana y Libertades- por su amistad con el anterior secretario, Roque López. Tarrés recalcó que ayer volvió a intentar integrar a todos los grupos en la nueva ejecutiva, aunque las posturas seguían estancadas y se comprometió a conseguir que «todos se sientan representados».

La consellera recalcó que «cada uno elige a sus compañeros de viaje» y se comprometió a «trabajar como una militante más de base» en favor del nuevo secretario, un líder al que «nunca» han discutido desde el sector que encabeza. Lo cierto es que, en el rincón del vestíbulo que ocupaba su grupo, sólo ella y Roldán se levantaron para aplaudir al nuevo secretario general.

La ejecutiva recibió el apoyo de 49 de los delegados, el 70 por ciento, y 21 votos en blanco, el 30 por ciento. A pesar de que los resultados muestran todavía la división interna en el partido, Tarrés destacó que «en un sólo día» han aumentado sus apoyos: fue elegido el sábado «sólo» por el 61 por ciento de los delegados. En su discurso de clausura del I Congreso de la FSE, Tarrés aseguró tomar nota del resultado y se comprometió a trabajar para recoger todas las sensibilidades e ideas del partido: «Ya no podemos retroceder, tendremos que ir hacia adelante», aseguró.

El nuevo secretario general de los socialistas dice que su partido representa «a una mayoría de ciudadanos de la isla» y deberá trabajar para solucionar sus problemas. Tarrés pronosticó que «los próximos meses pueden ser complicados» y llamó al PP a «trabajar conjuntamente porque, si no, los ciudadanos nos lo harán pagar». Lo dijo con el presidente de los conservadores, José Juan Cardona, entre el público.

Tarrés confía en el debate de ideas y en conseguir más obras públicas para la isla, con las que «compensar la caída de inversión particular» en las islas. También se necesita «más peso dentro de los órganos del PSIB» y se planteó como objetivo lograr que «Mallorca no vea a Eivissa como una colonia».

En el listado de inversiones que necesita la isla, Tarrés adelantó que «en breve habrá más» proyectos y citó el nuevo hospital, el Parador y también la «necesaria reforma del puerto». En este sentido, aseguró que todos los partidos están de acuerdo «en el 90 por ciento del proyecto», aunque hay que ajustar «la dimensión». La sensibilidad por el territorio, dijo Tarrés, debe conjugarse con las necesidades de la isla y por eso defendió que «Eivissa debe decidir la medida más adecuada» en los proyectos «que vienen de fuera». Aquí marcó diferencias con el PP, al que responsabilizó de haber permitido unas carreteras excesivas para la isla.

En cuanto al partido, Tarrés instó a la militancia «a no mirarse el ombligo» y se comprometió a trabajar con las agrupaciones para buscar «nuevas ideas» para los ayuntamientos. También advirtió que intervendrá de manera decidida «en problemas disciplinarios y en las traiciones a los compañeros».

En la nueva ejecutiva (ver cuadro adjunto) Laura Carrascosa ejercerá como portavoz de los socialistas y será la secretaria de Municipalismo. Ayer se estrenó asegurando que la ponencia técnica del congres -de la que ha sido responsable- recoge finalmente la reclamación sobre la capitalidad de Vila en su capítulo de medidas municipales. «Se han recibido unas 80 enmiendas» y la mayoría se han incorporado definitivamente al texto que marcará «los próximos programas electorales».

En la misma votación se ratificó con el 75,7 por ciento de votos la Comisión Revisora de Cuentas, de la que forman parte Bernardo Escalona, Joan Marí Serra, Josefa Marí y Patricia López.

Los representantes de la FSE en el Consell Polític del PSIB serán Dolores Pozo, José Luis Pardo, María del Carmen Quintero, Vicent Tur y Manuel Rubio, que recibieron el 72,86 por ciento de apoyo.