19 agosto 2008

poemas ineditos de Celaya a Federico García Lorca (2ª parte)

El otro día colgué un post con un poema (hasta entonces inédito) de Celaya a Lorca, había oído por la radio que eran tres, pero sólo encontré uno, a la espera de continuar la búsqueda otra día. de hecho una bloguera (alicia) dejó un comentario al respecto diciendo si tenía los otros, y como dice Carmen Ferrer que se lo escuchó a Luis Aragonés (que cosas!) y lo ha hecho suyo y a mi me gusta repetir: "siempre pasa lo que conviene" y en este caso no puede ser más cierto. Porque el comentario siguiente es de de Matilde, que como siempre pasa lo que conviene, tiene colgados los poemas en su blog que ahora yo también cuelgo en el mio y además descubro para mi y para todos los que queráis entrar (cosa que recomiendo) su blog:

http://palabrastendidasalviento.blogspot.com/



ELEGÍA DEL MUERTO JUVENIL

Has muerto. Y todavía te envolvías
en un aire tembloroso de promesa y sonrisa.
Has muerto. Y todavía tu risa
era un torrente de vida no vivida.
¡Oh corazón, que ligero flotaba
como un niño adormecido
sobre el agua cambiante del momento!
¡Oh corazón, nunca hastiado,
no cargado de dolores y experiencia,
no maduro ya de muerte preparado!
¡Oh corazón, cada día nuevo
como la maravilla de la vida rubia que,
imprevista nace con un rumor de frondas
y carreras y persigue y burla,
escapa y vuelve, y ríe, y tiembla!
Has muerto. Y todavía brillaba en tus ojos
la sorpresa de vivir, de tener un nombre,
un cuerpo, un tiempo, un amor no agotado
para esta variedad de días claros.
Has muerto. Has muerto compañero
y hoy todavía te veo aturdido,
preguntando inocente si es cierto.


Gabriel Celaya. Zaragoza, 1938.


MEMORIA DE FEDERICO

I

Que no murió. Le mataron
Contra la cal de una tapia luminosa
me lo dejaron clavado.
-"Por vuestros padres- decía-.
Y lo dejaron clavado
diez pólvoras asombradas
y una bruta voz de mando.
¡Decidme cómo, decidme,
puede ocurrir tal espanto!
¡Ay, hombres sin nombre y madre!
¡Ay, sal seca y hueso amargo!
Diez bocas estupefactas
y un hombre que estaba al mando.
Nada más ni nada menos.
Sólo un vacío sin llanto.
Y esta rabia que me grita
que no murió; le mataron.


II

¡Ay, Federico García,
quién lo podía decir!
¡Ay, Federico García,
muera la guardia civil!
Lo que en otros no envidiaban
ya lo envidiaban en ti.
Un sepulcro con tu nombre
y una unidad de raíz.
La sangre que se me agolpa
quiere ahora hablar por ti.
Toda la pena de España,
todo este pus de raíz,
y más allá de mi mismo,
el pueblo llora por ti.
¡Ay, Federico García,
muera la guardia civil!


Gabriel Celaya. 1949


RECUERDO A FEDERICO

Recuerdo a Federico,
su corazón que flota como ese niño ahogado
en las aguas desiertas por una tarde lenta,
su corazón sin aire
para el vuelo que, loco, su amor le prometía.
Recuerdo a Federico,
sus mentiras que siempre prefería a las verdades,
sus exageraciones fieramente evidentes,
sus fábulas, su risa
que ponía las cosas en su punto exacto.
Recuerdo a Federico,
su abundancia, su amor que derramaba
generoso, en mil cosas, palabras, animales, niños,
amigos cualesquiera,
relámpagos parados de su pesada noche.
Recuerdo a Federico,
recuerdo que en él pesan ya diez años de tierra,
recuerdo que ha quedado con un boquete seco,
nadie sabe por qué, y eso es lo más terrible,
en un lugar cualquiera, un día que no nombro.


Gabriel Celaya. San Sebastián. 3 de julio de 1947

5 comentarios:

Sa Barretina Vermella dijo...

Son bellos estos poemas, muy bellos. Yo no conocía a su autor pero con lo que te pediré, supongo que verás que bajo mi criterio (hoy por hoy bastante ignorante -aún-) encuentro que son unas palabras muy bien puestas.

El caso es que de cara al futuro me agradaría ir poniendo estos poemas en Sa barretina vermella.

Siempre y cuando no lo encuentres un plagio a tu blog, cosa que en absoluto es la que busco.

Atentamente, Jordi Riera.

mateos75 dijo...

qtl?

por descontado que puedes utilizar todo lo que veas en mi blog y te guste. Los blog son instrumentos abiertos y participativos, al menos así los concibo yo, o por lo menos eso pretendo con el mío.

Sólo tienes que citar la fuente y si puedes linkearla, es una especie de regla no escrita, pues muchos pensamos que todo lo que esta en la red en abierto es susceptible de ser visto por todos/as por lo tanto la propiedad intelectual (si la hubiera) se corrige con el citado de la fuete y el autor.

Así que ya sabes lo que quieras, y aprovecho, aunque ya lo hice en tu blog, para felicitarte por la remodelación del mismo.

y con respecto a celaya , decirte que es un poeta muy importate del siglo XX, nacido en Guipuzkoa, vivió en la residencia de estudiantes con Lorca, entre otros, es premio nacional de las letras españolas (1986)

vivio la epoca de la (desgraciada) guerra civil y se convirtio, él y su poesia en referente de la lucha contra el franquismo, seguro que conoces unos versos:

¡A la calle!, que ya es hora/
de pasearnos a cuerpo/
y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo./
No reniego de mi origen,/
pero digo que seremos/
mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo.

ahora que lo estaba escribiendo, he pensado que voy a colgarlo entero en mi blog.

salut i ànim
mateos

mateos75 dijo...

p.s.

te recomindo entrar en la pag

http://www.gabrielcelaya.com

para saber mas de éste poeta, aunque en la red encontrarás de todo, merece la pena, de verdad
salut

Luis Alejandro Beltri Baudet dijo...

Querido compañero

Como hice con el primero, he "robado" los dos poemas de tu blog para colocarlos en el mío. Soy un devoto seguidor de Gabriel Celaya, así que no me he resitido

Un fuerte abrazo

mateos75 dijo...

amigo luis:

al igual que le dije a Sa barretina vermella, por descontado que puedes colgar en tu blog todo lo que veas en éste, sólo hay que poner la ref.

además los poemnas no son mios, son de celaya, y estoy convencido de que a él lo que más le gustaría es que los conociera cuanta más gente mejor.

salud
mateos