28 octubre 2007

Mis Queridos Nacionalistas, Art. de Ramón Jáuregui

Mis queridos nacionalistas

Llevo toda la vida escuchando vuestras quejas. Desde que la razón me asaltó con sus dudas, mi mundo gira sobre vuestras demandas y vuestros agravios, sobre vuestros sueños y vuestros mitos. Nací entre nacionalistas, en un pequeño barrio donostiarra, en aquellos años en los que el nacionalismo vasco y la izquierda se escondían de una represión sistemática y cruel y se expresaban clandestinamente en la intimidad de los hogares y al calor de las familias heridas por los recuerdos. (...) CONT


Así titulaba y así empezaba al artículo de opinión de Ramón Jáuregui ayer en el diario Público. Yo sé que es un lector de mi Blog, porque me lo dijo el otro día en la conferencia-coloquio que dio el President Xisco Antich en Madrid, de la que en breve haré un comentario.

Debo confesar una cosa en este que es mi blog y que de eso se trata. El segundo día que llegué al Congreso recuerdo que me senté al lado de Ramón, yo estaba realmente muy emocionado; Habíamos ganado, Zapatero iba a ser Presidente... Y encima me sentaba al lado de un político que admiraba/admiro y que nunca había visto antes a no ser por televisión o leído en algún periódico. Recuerdo que hablamos de un libro que Ramón estaba leyendo, de como se preveían los apoyos parlamentarios... Y yo le comenté -verás cuando le diga a mi padre que me he sentado contigo- cosa que por supuesto hice nada más terminar la sesión.

Por ello el otro día cuando en tono jocoso/simpático (pues reconozco que escribo mucho y envío muchas cosas) dijo eso de que miraba mi blog me hizo mucha ilusión y sobretodo me hizo recordar ese momento de los primeros días que antes comenté, de esta fructífera legislatura que está a punto de terminar.

Yo Ramón, te sigo leyendo y admirando, y para aquellos que quieran hacerse del club, les animo a leer el artículo completo AQUÍ.

salud
mateos

1 comentario:

Butterfly dijo...

Uno de los mejores hombres como político y persona que tiene nuestro partido.
Besis.