11 mayo 2006

ultima hora. expulsion de un diputado del PP en el congreso

Esta tarde he sentido vergüenza ajena:

al ver como en la camara de los diputados. Expresion de la soberanía popular, templo del debate. Ha sido degradada a lo más bajo, por la actitud infame, absurda y ridícula de un diputado del PP, Sr. Pujalte, que no hace mas que dejar la noble actividad de la política (o así la entendemos algunos, como una actividad noble, honesta y con vocación de servicio público) a la altura del betún.

Ciudadanos, por la parte que me toca lo siento, este espectaculo no es digno de esta cámara y muchos diputados no podemos más que sentir vergüenza y decir que somos más los que trabajamos, debatimos y actuamos conforme a las reglas de la cortesía parlamentaria, que permite el debate, a veces duros, pero sin perder las formas ni el respeto al contrincante.

salud. mateos


nota:

os recomiendo leer la nota de prensa de agencias, asi como la de EL PAIS.


sabed que luego la bronca luego siguió, pataletas, silbidos, insultos (nos llamaban fascistas, decian que somos como pinochet, si, si, lo habeis leido bien el PP acusaba al PSOE de fascista y decia pedía "libertad". desde luego cada vez tengo más claro que el PP no sabe estar en la oposición, sólo se dedica a crispar,

¿después de dos años no sería hora de que empezasen a trabajar?

mateos

..................................................



Expulsan Martínez Pujalte del Congreso tras una bronca sobre las detenciones de militantes del PP


AGENCIAS

El pleno del Congreso es escenario esta tarde de una bronca sin precedentes generada a partir de los gritos proferidos contra el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, por parte del diputado del PP Vicente Martínez Pujalte, al que el presidente de la Cámara, Manuel Marín, ha expulsado del hemiciclo.

Martínez Pujalte preguntó al ministro en reiteradas ocasiones, y en voz alta si le iba "a detener", en alusión a la condena a los policías que detuvieron a dos militantes del PP, lo que llevó a Marín a apercibir al diputado, primero en dos ocasiones y también por una tercera vez, medida que lleva aparejada su expulsión.

En un principio, Martínez Pujalte permaneció en su escaño, pero cuando Marín le hizo notar las consecuencias reglamentarias que podía acarrear su actitud, optó -varios minutos después- por abandonar el pleno, ovacionado por sus compañeros de filas, que después generaron una gran bronca, con pataleos y voces de "dimisión, dimisión", en cuanto el ministro pudo tomar la palabra.
..............................................................................

Marín expulsa al diputado Martínez Pujalte del Congreso por increpar al ministro Alonso

Los servicios de prensa de la Cámara aseguran que es la primera vez en la historia que se toma esta medida extrema

ELPAIS.es / AGENCIAS - Madrid

El pleno del Congreso, en el que se debate el envío de más tropas a Afganistán, ha sido escenario esta tarde de una bronca sin precedentes a cuenta del caso Bono. Desde el inicio de la sesión, según informa Camilo Valdecantos, los diputados del PP, capitaneados por Vicente Martínez Pujalte, no han parado de proferir gritos e insultos contra el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, que defendía el proyecto del Gobierno. Después de llamarle tres veces al orden, el presidente de la Cámara, Manuel Marín, ha expulsado a Martínez Pujalte. Los servicios de prensa de la Cámara aseguran que es la primera vez en la historia que se toma esta medida extrema.

La sesión se ha iniciado con un rumor que ha ido a más, con gritos de dimisión y "detención ilegal" y pateo de los escaños incluido. Entre los más alborotadores, Martínez Pujalte ha llegado a preguntar al ministro en reiteradas ocasiones y en voz alta si le iba "a detener", en alusión a la condena de cárcel a los tres policías que detuvieron a dos militantes del PP, lo que ha llevado a Marín a apercibir al diputado, primero en dos ocasiones y luego por una tercera vez, medida que lleva aparejada su expulsión. En un principio, Martínez Pujalte ha permanecido en su escaño, ha dicho a Marín que no pensaba irse y le ha retado a "llamar a la policía" para que le detuvieran, al mismo tiempo que cruzaba las manos uniendo las muñecas, en claro gesto de disposición para ser esposado.

Cuando Marín le ha hecho notar las consecuencias reglamentarias que podía acarrear su actitud, ha optado -varios minutos después y tras una indicación de Eduardo Zaplana- por abandonar el pleno, ovacionado por sus compañeros de filas, que después han generado la segunda gran bronca de la tarde, con más pataleos y voces de "fascista", "dimisión" y "libertad". A su salida del hemiciclo, Martínez Pujalte ha hecho una reverencia burlesca e irónica a Marín y a los bancos socialistas. El ministro Alonso ha tomado entonces la palabra y ha sido continuamente interrumpido e increpado por la bancada del PP, hasta el punto de que en varios momentos de su discurso ha sido imposible escucharle. La sonada protesta, en la primera ocasión que Alonso subía a la tribuna del Pleno del Congreso tras su nombramiento como titular de Defensa, incluía gritos, pateos y voces de todo tipo.

Manuel Marín no ha querido continuar con en su enfrentamiento con el PP y no ha hecho más llamadas al orden, con lo que el ministro intentaba hablar y se encontraba con los gritos. "Ésta es la España que quiere el PP, la del enfrentamiento descarnado y cainita, la manipulación del parlamento sirviéndose de mentiras. Es su estilo, nada nuevo", ha alcanzado a decir el ministro en medio del vocerío. Tras la intervención del ministro, al que los diputados de la derecha casi no le han permitido hablar, el portavoz parlamentario del PP ha hecho un alegato contra Alonso, que era el responsable de Interior cuando se produjo la detención de los dos militantes populares, en el marco de la manifestación a favor de las víctimas del terrorismo en la que José Bono fue increpado.

Zaplana ha anunciado, aunque no es la primera vez, que su grupo planteará la reprobación de Marín por haber expulsado a Pujalte, ya que en su opinión no existe "ningún tipo de proporción" entre lo ocurrido en el hemiciclo y la sanción impuesta. El portavoz del PP ha acusado a Marín de actuar de forma "arbitraria" y contra el Reglamento y de "provocar" al PP con la expulsión. Para Zaplana, esta decisión es "la primera consecuencia desde el punto de vista parlamentario" de la sentencia del caso Bono. "Militantes detenidos, diputados expulsados: ésa es la España del PSOE", ha exclamado Zaplana. El PP ya anunció su intención de reprobar a Marín en diciembre de 2004, aunque finalmente no lo hizo, por negarse a dar la palabra a Zaplana en un debate sobre la reforma de la ley que regula los nombramientos de altos cargos judiciales.
Los servicios de prensa de la Cámara, consultados por este periódico, no recuerdan que se haya producido antes la expulsión de un diputado. Marín ha defendido su "gran sentido de la prudencia" en este incidente y ha recordado las reiteradas advertencias al portavoz popular. "Ustedes comprenderán que así no podíamos seguir", ha añadido, para recordar que el Tribunal Constitucional ha dictado doctrina sobre este tipo de incidentes y, por tanto, "siempre queda el recurso de amparo que ustedes pueden ejercer". Entrevistado en La Ventana de la cadena SER, Martínez Pujalte ha dicho: "No había más motivos que otros días para expulsarme".

3 comentarios:

María dijo...

Buenas noches, acabo de ver el lamentable hecho por televisión, estos señores, por decirles algo, porque de señores tienen lo que yo tengo de obispo, son un espectáculo bochornoso y su pataleta les dura desde que perdieron las generales.¿Que pretenden?,¿Otra guerra civil,es lo que están buscando? ¿Otro 23F?,no, no exagero, por ahí suelen empezar hechos peores y más lamentables, aunque soy consciente que estamos ante una España diferente y espero que aquello nunca jamás se vuelva a repetir, una oposición tiene que ser crítica pero guardando las formas y el señorío, cosa de la que carecen algunos,no incitando a la camorra, los diputados nos representan a todos y como tales deben comportarse como seres civilizados, no están en el Congreso porque les ha tocado la loteria, están porque los españoles les votaron,se puede discutir, se puede estar en contra de muchas cosas, pero nunca con esas actitudes vergonzosas. No es necesario comportarse así para mostrar discrepancia o incluso enfado por cualquier circunstancia,se puede ser crítico de muchas maneras, pero estas no son las formas, con esto no quiero decir que los diputados del PP tengan que estar de acuerdo en todo ni mucho menos, repito, deben ser críticos si así lo creen conveniente y en algunos casos ayudar a gobernar lo mejor posible, de eso se trata la democracia,ellos, que presumen de demócratas y llaman fascistas a los demás, yo desde luego tengo muy claro con estas lamentables formas de proceder quién es el demócrata y quién es el fascista.Espero que recapaciten y me demuestren que estoy equivocada,el espectáculo bochornoso de hoy califica al señor Pujalte por si mismo y no digamos nada del señor Zaplana,como verán, "señor" lo pongo en minúsculas porque en letras mayúsculas hace mucho tiempo que para mí no se ganaron esa calificación.

Anónimo dijo...

No seria ya conveniente que se pusiera a trabajar por y para Ibiza y Formentera.Los resultados hasta ahora son fatales...por no decir nulos.

DeApie dijo...

Como previa, saludos.
Maria, de momento y al ser lo único que he leido de tus comentarios (que espero sean mas), estoy completamente de acuerdo y suscribo tus opiniones.
Con respecto a a-n-o-n-i-mo, la verdad es que como de costumbre y haciendo gala de falta de argumentos a lo único que se dedica es a dedicar al blog unas palabrillas demagógicas.
¿Ladran?... Luego cabalgamos
Bueno, en fin...
Salud